domingo, 11 de septiembre de 2011

MAESTROS (I)

2. Gil de Siloe. El desaparecido Retablo Mayor de la iglesia de San Esteban (Burgos).


En el Archivo Parroquial de San Esteban, en un cuaderno de papel y en un traslado en pergamino, se hablaba de este retablo hoy desaparecido.

Según cuenta Teófilo Lopez Mata, el 3 de octubre de 1493 se reunieron en el claustro de la iglesia de San Esteban de Burgos la casi totalidad de los vecinos de la Colación, bajo la presidencia del mayordomo Pedro de Padilla, con el fin de acordar si “se daua a fazer a maestre gil o a diego de la Cruz” el retablo para el altar mayor de la iglesia. Lo que venía a significar un retablo de pintura, si se elegía la opción de Diego de la Cruz, o un retablo de escultura en madera policromada si se seleccionaba a maestre Gil.

Burgos era, entonces, una ciudad rica e importante y en ella vivían multitud de mercaderes y comerciantes, con negocios de gran envergadura que los relacionaban con Flandes, el Imperio germano y con los restantes reinos peninsulares. Habitaban ciertos barrios de la urbe, como el de San Esteban, en torno a parroquias. 
Maestre Gil, -conocido también como Gil de Siloe-, acababa de dar por terminados los sepulcros de los reyes Juan II de Castilla y Blanca de Portugal y de su hijo el infante don Alfonso en la Cartuja de Miraflores, y hasta 1496 no iniciaría el retablo de la Cartuja. Quizás por esto, en este intervalo de 1493 a 1496, realizó el hoy desaparecido retablo del altar mayor de la iglesia de San Esteban en Burgos.

Seis meses después, el 1 de abril de 1494, se firmó el concierto del que, a continuación, se adjuntan algunos fragmentos tomados de un “Cuaderno de papeles inútiles”, de cuatro folios, que se guardaba en el “Arca pequeña” del Archivo parroquial de San Esteban :

Sepan quantos esta carta e publico ynstrumento vieren como nos pero Sanches de cebolleros e iohan Sanz de Santo Domingo e diego Sanz de frías e pero gutierres de a Royo curas e clérigos de la iglesia de Sant esteuan desta muy noble e más leal cibdad de burgos. E nos gonçalo de gorjes e Andrés Sánchez de Frías e fernand Sanz de Arteaga e iohan gonçales de gradilla e Joan martines de pino cabestrero deputados …  Conocemos e otorgamos que dimos a fazer a vos maestre gil de Vrliones ymaginario vecino de la dicha cibdad de burgos que presente estades un retablo para el altar mayor de la dicha iglesia que tome en el ancho los tres paños de la sepultura de pero días de arceo fasta la de pero Sanz de frías y llegue el alto del paño de medio fasta la vedriera e sy más conbinyere que más suba para compasar el altar, los otros dos paños que las orlas del dicho Retablo vayan a topar con los Relexes de los dos paños el dicho altar ha de sere segund la muestra que el dicho maestre gil lebó firmada de garcía ferrandes de buezo”.

“E allende de la muestra que dicho maestro gil auya de Acrecentar aquello que le paresciere que conbiene al bien del Retablo. E que le faga perfecto e bueno Asy de talla como de pintura. E que sea la custodia muy bien fecha con sus ymágenes de bulto toda dorada y el Santisteban muy perfecto e dorado todo. E en lo otro restante colores y pintura de muy Rico azul e verde e todas las otras colores sean muy perfectas e sea todo muy bien dorado todas las chabrinas (sic) y pilares y adonde conbenga. E que sean dorados los Relexes debajo de las bedrieras y que lo asienten y lo pongan a su costa de oy dia fasta diía de Sant Miguel del año de nobenta y cinco. E que el dicho mayordomo en nombre de la dicha fábrica vos dé e pague por el dicho Retablo ciento e treynta e ocho mill maravedis. E que vos den el crucifixo con San Joan e María questán en la capilla del dicho altar mayor los quales dichos ciento e treynta e ocho mill maravedís vos han de dar e pagar en esta manera. Cada mes de oy día fasta sea sentado el dicho Retablo siete mill maravedís. E lo restante a complimiento de los dichos ciento e treynta e ocho mil que vos lo dé e pague asentado el dicho Retablo … “
“Por ende yo el dicho maestre Gil conozco e otorgo que tomo a fazer de vos los dichos mayordomo e deputados en nombre de la dicha vezindad e fábrica el dicho Retablo de la forma e manera sobredicha por el dicho precio de los ciento e treynta e ocho mill maravedís e con que me debes la clabazón que ouiere menester para poner e asentar el dicho Retablo. E obligo a mí mismo e a todos mis bienes asy muebles como rayces avidos e por aver de fazer el dicho Retablo perfecto e en la forma sobre dicha e de le dar puesto e asentado en la dicha iglesia de Sant esteban de oy día que esta carta es fecha fasta el día de Sant Miguel de Setiembre del año primero que viene de mill e quatrocientos e nobenta e cinco años so pena del doblo de los dichos maravedís por pena e postura.”

“ … fecha e otorgada esta carta en la dicha iglesia de santisteban de la dicha cibdad a primero día del mes de abril año del nacismiento de nuestro Salvador de mill e quatrocientos e nobenta e quatro años. testigos que fueron presentes Joan de Roças e pedro de Alfilla e pedro de Valladolid mayordomo del Señor Obispo de Burgos, vezinos de la dicha cibdad de Burgos. E yo garcía ferrandes de buezo escribano de Cámara del Rey e de la Reyna nuestros Señores e su escribano público de número de la dicha cibdad de Burgos fuy presente a todo lo que dicho es en uno con los dichos testigos e por así mismo de las partes e a ruego e pedimento del dicho Pedro de padilla fis escreuir e poner aqueste mío signo ques este gi ferrns de buezo”

El retablo mencionado desapareció de la iglesia en tiempos bastante alejados de nosotros. El actual, situado en la cabecera (hoy la iglesia alberga el Museo del Retablo), parece responder por su estilo a principios del siglo XVIII o a las postrimerías del XVII, y de él, hacia 1728, escribía el Padre Palacios: “El retablo mayor es de obra moderna”.

¿Se perdió totalmente?. Lo normal en estos casos era que se vendiera por partes  o completo a parroquias de la provincia o al maestro que hacía el nuevo retablo. Por ello aún puede pensarse que quizás algún día llegará a encontrarse algún fragmento. 

Piénsese, por ejemplo, en el relieve de la Sagrada Cena que se conserva en la iglesia parroquial de San Miguel de Cuzcurrita, en La Rioja,  que se sabe que fue adquirido en 1726. Su comparación con el relieve de la Cena del retablo de la Cartuja de Miraflores muestra una proximidad en el estilo y hacer de Gil de Siloe.

El relieve de La Rioja repite fielmente la iconografía de Miraflores;en ambos, se recrean dos momentos diferentes de la vida de Cristo: la Sagrada Cena propiamente dicha y la Cena en casa de Simón donde la Magdalena mostró su arrepentimieno y su amor por Jesús. Aunque no se trate de una estricta copia parece claro que está tomado del de Siloe; tanto los tipos humanos como la composición son similares.

Los documentos hablan, también, de un San Andrés situado en lugar privilegiado de la iglesia y que casi con seguridad es la espléndida talla que fue descubierta en 1970. Se le pagaba por ello, a maestre Gil en 1500, -según López Mata-, 1240 maravedis, signo de que Gil de Siloe en ese año aún seguía vivo.


BIBLIOGRAFÍA.

-Teófilo López Mata, “El barrio e Iglesia de San Esteban”, Burgos 1946.]
-G. Moya, "Inventario artístico. Logroño y su provincia (II). Cenicero-Montalbo en Cameros", Madrid 1976.
-Joaquín Yarza Luaces, “Gil Silóe”, Madrid, 1991
-Joaquín Yarza Luaces, “El retablo Mayor de la Cartuja de Miraflores”, en “Actas del Congreso Internacional sobre Gil Siloe y la Escultura de su época”, Burgos 2001,
-Joaquín Yarza Luaces, “El retablo mayor de la Cartuja de Miraflores”, en “La Cartuja de Miraflores. II, El Retablo”, Cuadernos de Restauración de Iberdrola, Madrid 2007.
NOTAS:
-Hace años, un guía de la Cartuja de Miraflores solía presentar la escultura en alabastro del apóstol Santo Tomás, -del sepulcro del infante don Alfonso-, como un autoretrato de Gil de Siloe. Quizás por los quevedos que lleva la imagen, o por la escuadra que porta bajo el brazo, pues de mucho más fundamento no disponía el hombre. Pero es hermoso,¿verdad?.
-Una buena amiga me hace llegar una fotografía del relieve de la Santa Cena tomada este verano (2012). Muchas gracias.
-En las paredes de la Hispanic Society de Nueva York cuelga un magnífico relieve atribuido por la Sociedad a Gil de Siloe sin indicar procedencia de la pieza. Curiosamente no figura reseñado en el texto "Castilian Sculpture" de Beatrice Gilman Proske "Member the Hispanic Society of America".
En abril del 2013, con ocasión de un viaje a NY, me acerqué a la Hispanic Society y planteé  a uno de los conservadores -por discreción omito su nombre-, que me gustaría conocer las razones en que se fundamentaban para atribuir a Siloe el relieve pues yo no estaba muy de acuerdo; ante mi asombro me indicó que compartía mi opinión "pero...".
(rev junio/2013)


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada